cargando...

BLANQUEAMIENTO DENTAL

Gracias a los avances tecnológicos, los dientes ya no tienen porque estar manchados o descoloridos. Existen muchas opciones de blanqueamientos dentales para obtener una sonrisa blanca y brillante.

Cada persona tiene diferentes necesidades así es que se decidirá cuál es el mejor tipo de blanqueamiento para el paciente.

Existen dos tipos de blanqueamientos:

    1. Blanqueamiento en clínica: el odontólogo o el higienista es el encargado de realizar este proceso en la clínica dental bajo su supervisión. Este tipo de blanqueamiento es más intenso que otras opciones ya que el agente blanqueante es mucho más potente. Es por ello que existe un significante cambio de tonalidad al finalizar la sesión.
    2. Blanqueamiento en casa: El blanqueamiento dental con férulas en casa o ambulatorio aclara la parte externa del diente y se realiza junto a un profesional de la estética dental. El paciente aplica el producto en casa aunque sigue siendo necesario un seguimiento en la clínica dental con el especialista en estética dental. La cubeta tiene la forma de tus dientes. Realizada a medida en un material acrílico transparente de tal manera que encaje perfectamente cuando ponemos el gel blanqueador.

Después de realizar cualquier tipo de blanqueamiento dental deberemos de tener en cuenta ciertas acciones contraproducentes al tratamiento realizado:

    1. Evitar bebidas carbonatadas, es decir, bebidas con colores oscuros como el café, el té, el vino tinto y las bebidas con colorantes.
    2. Evitar ciertos alimentos con colores oscuros: por ejemplo la remolacha, las espinacas, los arándanos, la salsa de soja… que pueden manchar nuestros dientes, que captan esos pigmentos.
    3. Evitar el consumo de tabaco.
    4. Realizar mínimo una limpieza dental anual.
    5. Tampoco debemos comer frutas ácidas como el kiwi, la piña o los cítricos. Los zumos de estas frutas también quedan descartados durante este período de tiempo, ya que pueden causar hipersensibilidad dental.
    6. Tampoco son aconsejables los alimentos o bebidas muy frías, ya que tus dientes se mantendrán bastante sensibles tras el tratamiento blanqueador, sensibilidad que desaparece al cabo de los días.
    7. Es probable que el día del blanqueamiento experimente algún grado de sensibilidad dental, e irá desapareciendo por completo.
    8. Si usted es fumador, recuerde que poco a poco sus dientes se volverán a manchar con el humo del cigarrillo. A mayor consumo, mayor pigmentación. En este caso puede que necesite una sesión de mantenimiento del blanqueamiento aproximadamente cada año.
    9. Los resultados obtenidos con el Blanqueamiento Dental son diferentes en cada persona, y varían en función de las causas de pigmentación del esmalte dental.

Por otro lado existen otros tipos de alimentos que favorecen al blanqueamiento dental:

    1. La manzana: De todas las frutas es la campeona. Su textura favorece la limpieza de los dientes y favorece la secreción de la saliva, lo que ayuda a neutralizar los ácidos que atacan el esmalte. Otras aliadas del mundo vegetal son la coliflor, las judías verdes... y, en general, las frutas y verduras ricas en fibra y que crujan al morderlas como el apio o los rábanos.
    2. Los lácteos: El ácido láctico que poseen el queso y el yogur natural sin azúcar ayuda a equilibrar el pH de la boca evitando que se desarrollen las bacterias causantes del deterioro del esmalte dental. Además, aportan calcio, el mineral amigo de nuestra salud dental.
    3. El chocolate negro: con una concentración del 70% en adelante es bueno para el esmalte dental. Contiene una sustancia llamada teobromina que no solo lo fortalece, sino que impide que las bacterias produzcan el ácido que ataca el esmalte. Si quieres darte un capricho, que sea una onza de chocolate negro.

¿Tienes alguna pregunta?

Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos.

Contacto

Teléfono:  987 212 083
Email:  [email protected]
Dirección:  Calle Medul, 30
León

Redes Sociales

María Caunedo. Todos los derechos reservados

Hecho con por Basic Digital